Inicio Info Cáncer Prevención del cáncer

Prevención

E-mail Imprimir PDF

Página 1 de 5
Ver todas las páginas

 
AUTORES:  
Dra. Elvira del Barco 
Dra. Rosario Vidal

Es bien conocido que el cáncer ha adquirido tal magnitud que se sitúa como la primera causa de muerte en España (la primera en varones y la segunda en mujeres) y es un problema de salud pública de primer orden.
 
Cada año, se diagnostican 247.000 nuevos casos en nuestro país (exceptuando tumores cutáneos no melanomas) y más de 100.000 fallecen por esta causa.
 
Aunque desde el comienzo de la década de los noventa, estamos asistiendo a un descenso de las muertes atribuibles a cáncer; los datos de incidencia y muerte siguen siendo impactantes pese a los esfuerzos invertidos en investigación y la consiguiente mejora en la supervivencia.
 
Por tanto, es imprescindible avanzar hacia el objetivo final que debe ser la prevención de todas las formas de cáncer puesto que la mayoría de los tumores son debidos a factores exógenos sin dejar de considerar la carga debida a la predisposición genética. De este modo, se puede afirmar que el cáncer, en gran parte, es evitable.
 
La prevención primaria tiene como fin la reducción de la incidencia de la enfermedad a través de la reducción de la exposición a determinados factores etiológicos cuya presencia es necesaria o favorece la aparición de la enfermedad oncológica o incrementando la resistencia a dichos factores.
 
Mediante la prevención secundaria o programas de cribado (screening), se pretende detectar de modo incipiente los tumores en personas sanas que, seguida de una intervención apropiada en esta fase precoz, se puede modificar la historia natural de la enfermedad.
Para afrontar este problema de Salud Pública, la Unión Europea puso en marcha el programa Europa contra el cáncer, que se inició en 1987. Entre las iniciativas que surgieron a partir de este programa destaca el encargo a un comité de expertos de la redacción de un código que sirviera como guía a todos los ciudadanos de la UE. La primera versión del Código Europeo Contra el Cáncer (CECC) surgió en 1988. Su objetivo principal es reducir la prevalencia de los factores de riesgo y la incidencia del cáncer mediante la adopción de medidas de promoción y protección de la salud y prevención de la enfermedad.
 
La última revisión y actualización del Código Europeo Contra el Cáncer se ha llevado a cabo en el año 2014, la cual incorpora 12 recomendaciones (11 de ellas dirigidas a la Prevención Primaria y 1 al diagnóstico precoz) que podrían reducir la incidencia del cáncer y la mortalidad relacionada con esta enfermedad. El mensaje más importante de este código es que muchos aspectos de la salud pueden ser mejorados y muchas muertes provocadas por el cáncer prevenidas si se adoptan estilos de vida saludables (Tabla 1)..
 

 


   
 Tabla 1. Código Europeo Contra el Cáncer 2014



1. No fume. No consuma ningún tipo de tabaco



2. Haga que su hogar esté libre de humo. Apoye las políticas libres de humo en su lugar de trabajo

 


3. Tome medidas para tener un peso corporal saludable


 

4. Realice alguna actividad física en la vida cotidiana. Limite el tiempo que pasa sentado

 

 

5. Mantenga una dieta saludable:
        - Coma muchos cereales integrales, legumbres, verduras y frutas.
        - Limite los alimentos altos en calorías (ricos en azúcar o grasa) y las bebidas azucaradas.
        - Evite la carne procesada; limite la carne roja y los alimentos con alto contenido de sal

 

 

6. Si usted bebe alcohol de cualquier tipo, limite su consumo. No consumirlo es mejor para la prevención del cáncer

 

 

7. Evite el exceso de sol, especialmente en niños. Use protección solar. No tome rayos Ultravioleta

 

 

8. En el lugar de trabajo, protéjase frente a sustancias que causen cáncer siguiendo las instrucciones de salud y seguridad

 

 

9. Averigüe si está expuesto a la radiación de niveles naturalmente altos de radón en su hogar. Tome medidas para reducirlo si estos fueran altos

 

 

10. Para las mujeres:
        - La lactancia materna reduce el riesgo de cáncer de la madre. Si puede, amamante a su bebé.
        - La terapia hormonal sustitutiva (THS) aumenta el riesgo de ciertos tipos de cáncer. Limite su uso

 

 

11. Asegúrese de que sus hijos participen en los programas de vacunación para:
        - Hepatitis B (recién nacidos)
        - Virus del papiloma humano o HPV (para las niñas)

 

 

12. Forme parte de los programas de cribado del cáncer organizados para:
        - Cáncer de intestino (hombres y mujeres)
        - Cáncer de mama (mujeres)
        - Cáncer de cuello de útero (mujeres)

 

 
Nos guiaremos a través de las recomendaciones del Código Europeo Contra el Cáncer para resumir en este capítulo las medidas más importantes de prevención primaria.
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, la navegación por nuestra web, así como su uso, analizando con carácter adicional su navegación. Si continúa en nuestra página acepta su uso, pudiendo obtener más información o conocer cómo cambiar la configuración en nuestra política de cookies.

Leer nuestra política de cookies