Inicio Información sobre el cáncer Cáncer de hígado

Cáncer de hígado

E-mail Imprimir PDF

Página 1 de 11
Ver todas las páginas

AUTOR: Dr. Javier Gallego Plazas 

 

El hígado se localiza en la parte superior derecha del abdomen. Su peso es de aproximadamente 1.3 Kg. Consta de dos lóbulos principales: izquierdo y derecho, éste último de mayor tamaño, y uno de menor tamaño denominado caudado.

Entre las principales funciones del hígado podemos destacar:

  • - Producción de bilis, que ayuda a eliminar los desechos durante la digestión.
  • - Producción de determinadas proteínas del plasma sanguíneo.
  • - Regulación de la coagulación sanguínea.
  • - Producción de colesterol y proteínas específicas para el transporte de grasas.
  • - Depuración de la sangre de drogas y otras sustancias tóxicas.
  • - Conversión de sustancias tóxicas en urea, para su eliminación por la orina.
  • - Producción de glucógeno (almacenamiento de energía).
  • - Regulación de los niveles sanguíneos de aminoácidos.
  • - Almacenamiento de hierro (obtenido de la hemoglobina).
  • - Protección frente a infecciones.

El hígado tiene un doble aporte sanguíneo: de la arteria hepática y de la vena porta. La sangre de el hígado, a través de las venas hepáticas, alcanza la vena cava inferior. El hígado se divide en una porción derecha e izquierda, separadas por un plano proyectado por la fosa de la vesícula biliar y la vena cava y definido por la vena hepática media. Funcionalmente, el hígado se divide en cuatro sectores (derecho anterior, derecho posterior, izquierdo anterior e izquierdo posterior) y ocho segmentos; estos últimos se numeran conforme a las agujas del reloj en el plano frontal.

Histológicamente, el hígado se divide en lóbulos con venas centrales que drenan cada uno de ellos. La triada portal entre los lóbulos contiene los conductos biliares intrahepáticos y el aporte sanguíneo, que consiste en pequeñas ramas de la arteria hepática y la vena porta y conductos linfáticos intrahepáticos.

Los ganglios linfáticos regionales del hígado son los hiliares, los localizados en el ligamento hepatoduodenal, los frénicos inferiores, los cavos, y los más importantes, localizados en la arteria hepática y en la vena porta.

El mecanismo fundamental de diseminación del hepatocarcinoma es a través de las venas porta (intrahepáticas) y de las venas hepáticas. La diseminación venosa intrahepática no se puede diferenciar de las lesiones satélites (independientes pero próximas a la lesión principal) o tumores multifocales y se clasifica como tumores múltiples. Las localizaciones más frecuentes de diseminación extrahepática son los pulmones y los huesos. Los tumores pueden extenderse a través de la cápsula hepática a los órganos adyacentes (glándula suprarrenal, diafragma y colon) o pueden romperse, causando la hemorragia aguda y las metástasis peritoneales.

 

 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, la navegación por nuestra web, así como su uso, analizando con carácter adicional su navegación. Si continúa en nuestra página acepta su uso, pudiendo obtener más información o conocer cómo cambiar la configuración en nuestra política de cookies.

Leer nuestra política de cookies