Inicio Información sobre el cáncer Cáncer de vejiga

Cáncer de vejiga

E-mail Print PDF

Page 1 of 10
Ver todas las páginas

  • «
  •  Prev 
  •  Next 
  • »

AUTOR: Dr. Juan Fco. Rodríguez Moreno 


(Nota: las palabras subrayadas están definidas en el glosario, al final)

La orina, producida por los riñones, viaja a través de dos conductos llamados uréteres hasta la vejiga, un órgano hueco cuya función es almacenar dicha orina y expulsarla al exterior a través de otro conducto que llamamos uretra.

La vejiga se encuentra situada en la parte inferior del abdomen en una zona denominada pelvis. En el caso de la mujer se localiza justo por delante de la vagina y en íntimo contacto con ella; y en el caso del hombre guarda una estrecha relación con la glándula prostática, que abraza el segmento más inicial de la uretra.
 
La pared de la vejiga está dividida en distintas capas. La más interna, en contacto con la orina, es la mucosa revestida del epitelio urotelial o de transición. A continuación se encuentra el músculo detrusor de la vejiga, cuya contracción exprime toda la orina hacia el exterior durante la micción. La última capa y más superficial es la serosa, por donde llegan los vasos sanguíneos y nervios hacia la vejiga.
 
El cáncer de vejiga es un tumor mucho más frecuente de lo que a veces nos transmiten las estadísticas o los medios de comunicación. Ocupa el noveno lugar en cuanto al número de diagnósticos de cáncer a nivel mundial. Sin embargo en España se posiciona entre los 3-4 tumores mas frecuentes.
 
La media de edad al diagnóstico se encuentra en torno a los 70 años. Curiosamente existen diferencias geográficas marcadas, siendo los tumores de la vía urinaria mucho más frecuentes en el oeste europeo (incluida España) y América del Norte, que en Asia o Europa del este.
 
La mayoría de estos tumores se diagnostican en fases precoces de desarrollo y se pueden curar con cirugías más o menos extensas. Sin embargo, cuando el tumor está más avanzado, la curación puede ser difícil o imposible y los objetivos del tratamiento cambian hacia prolongar la supervivencia y mejorar la calidad de vida del enfermo.
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, la navegación por nuestra web, así como su uso, analizando con carácter adicional su navegación. Si continúa en nuestra página acepta su uso, pudiendo obtener más información o conocer cómo cambiar la configuración en nuestra política de cookies.

Leer nuestra política de cookies