Inicio Info Cáncer Información sobre tipos de cáncer Tumores torácicos Cáncer de pulmón

Cáncer de pulmón

E-mail Imprimir PDF

Página 2 de 11
Ver todas las páginas

Definición de cáncer de pulmón 

Biología del cáncer de pulmón

El cáncer es una enfermedad genética compleja en el que concurren una serie de procesos progresivos hasta dar lugar a la transformación definitiva de la célula normal hacia la célula tumoral.

La característica fundamental de la célula tumoral es que pierde la función habitual que realizan las células normales de un determinado órgano, y además, se dividen de forma progresiva, acelerada y sin límite, al haber perdido una de las características que tienen las células normales, que es la de la muerte celular programada.

Este aumento progresivo del conjunto de células tumorales se llama proliferación. Conforme el tumor va progresando, las células hijas se van indiferenciando cada vez más y adquiriendo transformaciones genéticas que aumenta su potencial maligno, y empiezan a surgir otros procesos como la extensión local o locorregional, y la infiltración de los microvasos linfáticos y sanguíneos, que es lo que finalmente producirá el transporte a través del torrente linfático, dando lugar a invasión de ganglios linfáticos; y del torrente sanguíneo y colonización ulterior de otros órganos (las metástasis a distancia).

El proceso del cáncer de pulmón es similar al de otros tipos de cáncer. La célula normal que se transforma en la célula tumoral se encuentra en el epitelio que reviste todo el árbol respiratorio desde la traquea hasta el bronquiolo terminal más fino, y las células que se encuentran en los alveolos pulmonares.

Si bien el cigarrillo es la causa principal, cualquier persona puede desarrollar cáncer de pulmón. El cáncer de pulmón siempre es tratable, independientemente del tamaño, la localización y el grado de diseminación. No obstante, el resultado a largo plazo no es muy favorable cuando el estado del cáncer es más avanzado.

Tipos de cáncer de pulmón

Existen dos tipos principales de cáncer de pulmón: de células no pequeñas y de células pequeñas o microcítico. Probablemente, el carcinoma de células no pequeñas se origina en las células epiteliales, mientras el cáncer de células pequeñas s piensa que se origina en las neuronas o en las células productoras de hormonas.

El término "célula pequeña" se refiere al tamaño y la forma de las células cancerosas que se ven con el microscopio. Es importante que los médicos reconozcan la diferencia entre estos dos tipos de cáncer porque cada uno se tratará de forma diferente.

La localización y el tamaño del tumor inicial de pulmón, y la presencia o ausencia de diseminación hacia los ganglios linfáticos cercanos o hacia lugares distantes del cuerpo, determina el estadio del cáncer de pulmón. El tipo de cáncer de pulmón (de células no pequeñas o de células pequeñas) y el estadio de la enfermedad definen el tipo de tratamiento necesario.

El cáncer de pulmón es la causa principal de muerte por cáncer en hombres y mujeres. El cáncer de pulmón representa el 13% de todos los diagnósticos de cáncer y el 29% de las muertes por cáncer en hombres y mujeres.

El número de muertes de los cuatro cánceres de mayor frecuencia (pulmón, mama, próstata y colorrectal) está disminuyendo excepto en un grupo: las mujeres con cáncer de pulmón. Las muertes por cáncer de pulmón aumentan algo menos del 1% por año tanto en mujeres blancas como negras.

Esta tendencia probablemente se debe al aumento del número de mujeres fumadoras. Por razones todavía poco claras, las personas negras poseen la mayor incidencia y los mayores índices de cáncer de pulmón.

Estas estadísticas no deben considerarse una sentencia de muerte. Es importante recordar que las estadísticas generales no se pueden aplican a un paciente concreto.

Ningún médico puede decirle a un paciente determinado cuánto tiempo podrá vivir con cáncer de pulmón. Algunos pacientes a quienes se les dice que su cáncer se curará no viven tanto como otros pacientes a quienes se les ha dicho que su cáncer de pulmón es incurable.

Lo importante es saber que es posible tratar este tipo de cáncer independientemente de su estadio, y que se ha demostrado que los tratamientos ayudan a que las personas vivan más y mejor, a pesar del diagnóstico de cáncer de pulmón. Con ello, se quiere decir que las estadísticas hay que interpretarlas con cautela.