Inicio Info Cáncer Información sobre tipos de cáncer Linfomas y mieloma Linfoma de Hodgkin

Linfoma de Hodgkin

E-mail Print PDF

Page 17 of 17
Ver todas las páginas

  • «
  •  Prev 
  •  Next 
  • »

Investigación en nuevas opciones de tratamiento 

Se siguen llevando a cabo investigaciones que implican procedimientos de diagnóstico y tratamientos más avanzados del linfoma de Hodgkin.

Se siguen llevando a cabo investigaciones que implican procedimientos de diagnóstico y tratamientos más avanzados del linfoma de Hodgkin. 

Los siguientes avances pueden estar todavía en la etapa de investigación en estudios clínicos y pueden no estar aprobados o disponibles en este preciso momento. Siempre hable con su médico acerca de todas las opciones de diagnóstico y tratamiento. 

Avances en las técnicas de exploración: Se está investigando la utilización del PET para determinar de forma temprana (en los primeros dos meses) la respuesta al tratamiento y predecir el pronóstico. De esta forma podría ajustarse el tratamiento posterior para cada caso. 

Avances en la quimioterapia: Se están investigando en estudios clínicos nuevos fármacos quimioterapéuticos, combinaciones de fármacos quimioterapéuticos, dosis más bajas y programas más cortos, con el objetivo de reducir los efectos secundarios y los riesgos a largo plazo para los pacientes que reciben quimioterapia. 

Inmunoterapia: Se están creando muchos anticuerpos nuevos que reforzarán las defensas naturales del cuerpo contra el cáncer. Algunos tratamientos incluyen anticuerpos que se unen a las proteínas que se encuentran en la superficie de las células cancerosas. Algunos anticuerpos poseen sustancias radioactivas que "dirigirán" la radioterapia hacia el linfoma. Esta forma de tratamiento se conoce como radioinmunoterapia.

Una inmunotoxina es un anticuerpo monoclonal unido a una droga que resulta tóxica para la célula maligna. Recientemente las autoridades sanitarias de Estados Unidos y de algunos países de Europa han aprobado para uso clínico, en pacientes con linfoma de Hodgkin que han recaído después de un transplante de células progenitoras autólogas, una inmunotoxina llamada Brentuximab Vedotin. Se trata de un anticuerpo monoclonal dirigido contra el antígeno CD-30 (presente en la membrana celular de las células del linfoma de Hodgkin clásico) asociado a una toxina llamada monometilaurastatina. Esta toxina es liberada por el anticuerpo dentro de la célula maligna y produce un efecto antitumoral directo y muy específico. Esta inmunotoxina ha resultado muy eficaz y poco tóxica en pacientes politratados (todos habían recibido un transplante autólogo previo).

Otros anticuerpos están unidos a sustancias radioactivas que "dirigirán" la radioterapia hacia el linfoma. Esta forma de tratamiento se conoce como radioinmunoterapia y, de momento, está poco desarrollada como tratamiento del linfoma de Hodgkin.

Tratamientos sobre nuevas dianas moleculares: Algunos investigadores están estudiando los genes y las proteínas que están presentes en el linfoma de Hodgkin. Estos genes y proteínas nos pueden enseñar más sobre el comportamiento del linfoma de Hodgkin y proporcionar nuevos objetivos para el tratamiento. Algunos de estos tratamientos ya han demostrado algún grado de eficacia en pacientes con recaída del linfoma de Hodgkin y se está investigando su utilización, combinada con quimioterapia, en fases más tempranas de la enfermedad.